26 de mayo de 2014

poquito a poco

Cada vez que lo veo se me corta la respiración, es como un pinchazito en el corazón que me deja unos segundos sin respiración. Cada vez que loveo pienso en todos esos momentos pasados, todos esos recuerdos y me imagino como sería ahora.
Porque poco a poco te lejas de mi y duele

10 de mayo de 2014

another day without you

Al principio estar sin hablar es duro, pero te prometo que luego ya no duele mucho, sólo un poquito, como un pinchazo con una aguja o una vacuna, pero en este caso el el corazón, me vacuno contra ti, y te prometo que llegará un momento que la vacuna hará que no duela nada, que no te infectes, nada nada, ni un poquito, que me mires con indiferencia y pienses que ya lo has superado, pero ambos sabremos que no.

17 de marzo de 2014

Y si fuera capaz de mirarte
Y decir lo que siento
.
Si pudiera tenerte más tiempo,
Del tiempo que tengo.
Si pudieras venir a mi lado
Tan solo un momento.
Si solo fuera capaz de romper el silencio,
Y no tenerte en el tiempo.

Quisiera descubrirte, estar dónde tú estás,
Mirar desde tus ojos, poder ir dónde tú vas.
En mi torre te espero, y desespero en tú ausencia.

Porque éres la razón de mi ser,
Mi anhelo, mi perder, destino.
Ahora solo vuelve quedate,
Diez minutos conmigo, conmigo.

15 de marzo de 2014

never mine

No te engañes, me quieres, aún sigues sintiendo algo por mi, pero ¿sabes que te pasa? que eres un COBARDE, que no tienes lo que hay que tener para coger plantarte enfrente a mí y decírmelo todo, cara a cara, que no la quieres a ella, que a quién de verdad quieres es a mi, que ha sido así durante los últimos tres años, que estas harto de engañarme a mi, engañarla a ella y sobretodo engañarte a ti mismo,  que nunca me dejaste de querer, que cada vez que me ves piensas en qué podría haber pasado si no la hubieses jodido. Que cada vez que me contestas mal es para intentar crear un muro entre nosotros, pero no funciona sabes, cada vez que lo haces es peor porque al sentirme lejos te intentas acercar un poquito más, y poquito a poco se hace mucho. 

You are willing but unable to give me anymore, sometimes will just never be mine.
I deserve much more than this

18 de enero de 2014

Good bye my friend, you've been the one for me

Confieso, confieso lo culpable que me he sentido y me siento por no haber ido a despedirte, por dejarte ir así, por no hacer todo lo posible para despedirme mientras pude, por no haberte escrito la carta que te mereces antes, por ser incapaz de hacerlo bien ahora. 
Confieso, confieso que no fui capaz de hacerlo, que algo dentro de mi me impedía ir, de alguna manera era mi forma de no dejarte marchar, de hacer que seguías aquí, de no asumir que te habías ido aquel día, de atarte a la vida al no ver el momento del adiós.

Sabes lo mucho que te quiero pequeña y lo que me disgusté cuando me enteré de que estabas enferma, más aún cuando me enteré de que te habías ido, pero te fuiste luchando, sonriendo, con alegría, viviendo. Como yo te recordaba, siempre con una sonrisa en la boca, riendo, no es justo que hayas sido tú quién se va, pero nos has enseñado a todos los que te conocíamos a aprovechar la vida mientras podamos, cada minuto, cada segundo, aunque sean tiempos de dolor, aunque el cáncer te mate por dentro, que feliz eras peque y como se contagiaba tu risa, era imposible hablar contigo sin sonreir.

te quiero muchísimo, 

24 de noviembre de 2013


Porque cuando dejo pasar un día sin hablar contigo, um... Ese día simplemente no es bueno



La razón por la que te llamo es para decirte lo que siento por ti. Sé que no funcionó la primera vez y sé que no tiene ningún sentido, pero no dejo de sentir que pertenecemos el uno al otro. ¿Hay alguna parte de ti que quiera intentarlo de nuevo?

23 de noviembre de 2013

La vie est belle

Buenos días princesa,

hace unos día he visto la vida es bella, da que pensar, ¿verdad? El amor de Guido Orefice por su familia, por su querida Dora, haciendo todo por ella, dando su vida para ponerla a salvo y ahora mismo, escuchando "Passanger-Let her go", sobre cómo te das cuenta de que quieres a alguien cuando lo dejas ir, como hacemos todos, al contrario que Guido que desde que conoció a Dora en aquel pajar hizo de todo para enamorarla.
Que antítesis verdad, como me gustaría haber sido Guido, o la afortunada Dora y haber sabido hacer las cosas bien, habrá que conformarse con ser el novio de Dora. (Shhhh)

2 de mayo de 2013

y si...

Me imagino que nunca podré dejar de preguntarme "qué hubiera pasado si..." o simplemente "que estaría pasando ahora". Me imagino que algo en mi interior aún te sigue queriendo, más o menos, últimamente más de lo que te quise, por ser así, por apoyarme, por quererme, por aguantarme, por animarme.. por ser así como tu eres, por hacer planes de futuro juntos (y por deshacerlos). Claro que yo tuve mi oportunidad (y como todo no lo supe aprovechar), claro que esto tú ni te lo imaginas, claro que yo soy una niña, soy fría y tú, tú así como eres.. Un día lo leerás y pensarás, ¿seré yo? pues si, claro que eres tú.

14 de abril de 2013

shhh

Gran texto de un gran productor y mejor persona, pese a lo que opinen,


"Cuando sepas de mí, tú disimula. No les cuentes que me conociste, ni que estuvimos juntos, no les expliques lo que yo fui para ti, ni lo que habríamos sido de no ser por los dos. Primero, porque jamás te creerían. Pensarán que exageras, que se te fue la mano con la medicación, que nada ni nadie pudo haber sido tan verdad ni tan cierto. Te tomarán por loca, se reirán de tu pena y te empujarán a seguir, que es la forma que tienen los demás de hacernos olvidar.


Cuando sepas de mí, tú calla y sonríe, jamás preguntes qué tal. Si me fue mal, ya se ocuparán de que te llegue. Y con todo lujo de detalles. Ya verás. Poco a poco, irán naufragando restos de mi historia contra la orilla de tu nueva vida, pedazos de recuerdos varados en la única playa del mundo sobre la que ya nunca más saldrá el sol. Y si me fue bien, tampoco tardarás mucho en enterarte, no te preocupes. Intentarán ensombrecer tu alegría echando mis supuestos éxitos como alcohol para tus heridas, y no dudarán en arrojártelo a quemarropa. Pero de nuevo te vendrá todo como a destiempo, inconexo y mal.


Qué sabrán ellos de tu alegría. Yo, que la he tenido entre mis manos y que la pude tutear como quien tutea a la felicidad, quizás. Pero ellos... nah.


A lo que iba.


Nadie puede imaginar lo que sentirás cuando sepas de mí. Nadie puede ni debe, hazme caso. Sentirás el dolor de esa ecuación que creímos resuelta, por ser incapaz de despejarla hasta el final. Sentirás el incordio de esa pregunta que jamás supo cerrar su signo de interrogación. Sentirás un qué hubiera pasado si. Y sobre todo, sentirás que algo entre nosotros continuó creciendo incluso cuando nos separamos. Un algo tan grande como el vacío que dejamos al volver a ser dos. Un algo tan pequeño como el espacio que un sí le acaba siempre cediendo a un no.


Pero tú aguanta. Resiste. Hazte el favor. Háznoslo a los dos. Que no se te note. Que nadie descubra esos ojos tuyos subrayados con agua y sal.


Eso sí, cuando sepas de mí, intenta no dar portazo a mis recuerdos. Piensa que llevarán días, meses o puede que incluso años vagando y mendigando por ahí, abrazándose a cualquier excusa para poder pronunciarse, a la espera de que alguien los acogiese, los escuchase y les diese calor. Son aquellos recuerdos que fabricamos juntos, con las mismas manos con las que construimos un futuro que jamás fue, son esas anécdotas estúpidas que sólo nos hacen gracia a ti y a mí, escritas en un idioma que ya nadie practica, otra lengua muerta a manos de un paladar exquisito.


Dales cobijo. Préstales algo, cualquier cosa, aunque sólo sea tu atención.


Porque si algún día sabes de mí, eso significará muchas cosas. La primera, que por mucho que lo intenté, no me pude ir tan lejos de ti como yo quería. La segunda, que por mucho que lo deseaste, tú tampoco pudiste quedarte tan cerca de donde alguna vez fuimos feliz. Sí, feliz. La tercera, que tu mundo y el mío siguen con pronóstico estable dentro de la gravedad. Y la cuarta, -por hacer la lista finita-, que cualquier resta es en realidad una suma disfrazada de cero, una vuelta a cualquier sitio menos al lugar del que se partió.


Nada de todo esto debería turbar ni alterar tu existencia el día que sepas de mí. Nada de todo esto debería dejarte mal. Piensa que tú y yo pudimos con todo. Piensa que todo se pudo y todo se tuvo, hasta el final.


A partir de ahora, tú tranquila, que yo estaré bien. Me conformo con que algún día sepas de mí, me conformo con que alguien vuelva a morderte de alegría, me basta con saber que algún día mi nombre volverá a rozar tus oídos y a entornar tus labios. Esos que ahora abres ante cualquiera que cuente cosas sobre mí.


Por eso, cuando sepas de mí, no seas tonta y disimula.


Haz ver que me olvidas.


Y me acabarás olvidando.


- Risto Mejide


11 de abril de 2013

una vez más tú

"nunca vas a saber como me siento, nadie va a adivinar como te recuerdo" 


Quisiera saber que piensas de mi, como me recuerdas, si fui una más en tu vida o la más importante. Quisiera saber si me echas de menos, si piensas en mi, si recuerdas aquellos días. Quisiera verte, poder hablar contigo tranquilamente tomando algo. Quisiera contarte mis problemas, aquello que me tortura y que me encantaría poder desahogarme contigo. Simplemente te quiero a ti. aquí. ahora.